Carrito

Pestiños ecijanos

Hemos entrado en el mes más mágico del año, Diciembre, y es típico,  por estas fechas hacer pestiños.

Los pestiños son una receta tradicional andaluza con orígenes árabes, fruto de los siglos de dominación musulmana. Hoy en día se siguen consumiendo, en especial en época navideña.

¿Quieres saber cómo preparar este dulce tan especial? Toma nota .

INGREDIENTES PARA 3 KG DE HARINA

  – 8 grms clavos

  – 130 grms de almendras

  – 75 grms canela

  – 75 grms matalauva

  – 75 grms ajonjolín

  – 200 grms aguardiente fuerte

  – 500 grms zumo de naranja

  – 500 grms vino blanco

  – 800 ml aceite de oliva

  – 3 cucharaditas de sal

  – ralladura de un limón

  – cáscara de una naranja (añadirla a la hora de calentar el aceite)

Elaboración

Comenzamos aromatizando el aceite para lo cual lo calentamos en una sartén con un trozo de cáscara de limón  y de naranja dentro. Una vez que se ha dorado ésta y el aceite esté bien caliente se retira la cáscara y se añaden los anises. Apagamos el fuego y dejamos que el aceite se enfríe a temperatura ambiente.

En un cuenco grande se pone la harina y se mezcla con el aceite ya frío mezclado con el vino blanco. Se amasa mezclando bien hasta obtener una masa fina que se desprenda de las paredes del recipiente, dejando la masa después reposar media hora cubierta con un paño.

Extiende la masa con el rodillo hasta que tenga el grosor de una moneda. Después se corta en tiras de unos 4 cm y después en cuadrados. Cada cuadrado lo transformamos en el clásico pestiño, doblando hacia dentro las puntas y pegándolas con una gota de agua. Dejamos reposar durante 30 minutos antes de freírlos.

En Écija, se les da una forma muy peculiar, se hace un pestiño con tres crestas.

Para ello se hace un rulito con la masa del tamaño de un dedo, se pone sobre nuestro dedo índice. Se pellizca la masa hasta formar la primera cresta, se gira el rulito y de nuevo pellizcamos para sacar una segunda cresta, de nuevo se vuelve a girar y le damos forma a la última cresta

Calienta una sartén con abundante aceite y fríe los pestiños por tandas, dándoles la vuelta para que se doren por igual. Cuando estén bien fritos, escurre los pestiños sobre papel de cocina y pasa por una mezcla de miel con unas cucharadas de agua, calentada brevemente al fuego o si lo prefieres, espolvoréalos con azúcar.

Esperamos que disfrutéis de esta receta tan típica y hagáis pestiños para toda la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading...